miércoles, 21 de mayo de 2014

La "cura" para la leucemia


Por las redes sociales anda circulando una noticia muy rimbombante: "SE ENCONTRÓ LA CURA PARA LA LEUCEMIA". Algunos medios también recogieron la noticia de la misma manera (1, 2, 3, 4). ¿Cuánta gente con familiares con seres queridos que padecen esa enfermedad o gente misma que la padece se habrá sentido esperanzada?

Por supuesto que algo así es demasiado bueno para ser verdad y para ser anunciado tan a la lígera. Desde el primer momento sospeché que seguramente no era algo tan maravilloso. Y nuevamente mis sospechas se confirmaron.

En primer lugar, no existe "LA leucemia". Hay por lo menos cinco tipos diferentes.

En segundo lugar, lo que pasó fue lo siguiente:

WASHINGTON - Investigadores de Minesota (EE.UU.) lograron acabar con el cáncer de sangre que se creía incurable que padecía una mujer inyectándole una dosis masiva de una cepa genéticamente modificada del virus del sarampión, informó la Clínica Mayo en un estudio.

Durante un ensayo clínico el año pasado, investigadores de la Clínica Mayo en Rochester (Minesota) descubrieron que una cepa genéticamente modificada del virus del sarampión de tipo MV-NIS acababa con las células de mieloma múltiple, un tipo incurable de cáncer de sangre que afecta a los plasmocitos en la médula ósea.

Una de las dos pacientes del estudio fue Stacy Erholtz, de 49 años y que desde hacía una década padecía mieloma múltiple.

Su cáncer remitió completamente a raíz del tratamiento con el virus MV-NIS modificado, y lleva seis meses sin reaparecer.

"Creo que es simplemente increíble. ¿Quién lo habría pensado?", dijo Erholtz en un vídeo proporcionado a Efe junto con el estudio médico, publicado esta semana en la revista Mayo Clinic Proceedings.

"Aparentemente, me inyectaron lo suficiente como para vacunar a 100 millones de personas, lo cual es alarmante. Afortunadamente, no me enteré de eso hasta después de recibir el tratamiento", añadió la paciente.

Según el hematólogo Stephen Russell, el principal autor del estudio, los investigadores trabajaron durante una década para poner en práctica "un concepto muy simple", el de que "los virus entran naturalmente en el cuerpo y destruyen los tejidos".

En términos sencillos, el virus provocó que las células cancerígenas se juntaran y se desintegraran, según explicó Angela Dispenzieri, otra de las autoras del estudio y experta en mieloma múltiple.

Además, "hay indicaciones de que (el virus genéticamente modificado) puede estimular al sistema inmunológico para que reconozca mejor las células cancerígenas y ayude a luchar contra ellas de forma más eficaz", indicó Dispenzieri.

El estudio se enmarca dentro de la investigación con viroterapia oncolítica, que consiste en el uso de virus modificados genéticamente para que infecten las células tumorales pero respeten los tejidos normales.

Los investigadores fabricaron para el estudio una cepa de virus altamente concentrada y que al mismo tiempo no provocara efectos graves en los tejidos sanos, según la Clínica Mayo.

La segunda paciente del estudio no respondió igual de bien al tratamiento, pero en su caso los investigadores pudieron comprobar a través de imágenes de alta tecnología cómo los virus administrados por vía intravenosa se dirigían específicamente a las áreas con crecimiento de tumores, indicó el estudio.

Los investigadores preparan una segunda fase del ensayo clínico con más dosis del virus, y quieren probar si su eficacia aumenta al combinarlo con la radioterapia, con la idea de obtener en los próximos años el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) para expandir el uso del tratamiento.

"Éste es el primer estudio que establece la viabilidad de la viroterapia oncolítica sistémica para un cáncer diseminado", subrayó Russell.


Esta nota de Telemundo es bastante clara. Pero que mejor que dejar hablar a los propios responsables de haber hecho el experimento. Aquí el artículo de la Mayo Clinic. Su conclusión es bastante clara:

On the basis of this demonstration of tumorselective MV-NIS replication and, in one case, durable tumor regression in heavily pretreated patients who have myeloma with bulky disease, OVs offer a promising new modality for the targeted infection and destruction of disseminated cancer. Additional MV-NIS is now being manufactured to support a planned phase 2 expansion of the clinical trial in measles-seronegative patients.



Es decir que los buenos resultados en un caso de una paciente con mieloma múltiple a la que se le aplicó el virus del sarampión tipo MV-NIS ofrecen una nueva prometedora modalidad para la detección y destrucción del cáncer mediante virus oncolíticos. En otras palabras, se trata de un avance, pero bajo ningún concepto se puede hablar de que se halló una cura definitiva.

¿Es una buena noticia? Por supuesto. No hay nada mejor que saber que la ciencia médica avanza. Lo que no está bien es el amarillismo y los títulos sensacionalistas. No es lo mismo decir que se avanzó en la cura para la leucemia que decir que se encontró la cura para la leucemia.

A veces hay que ser más responsables a la hora de difundir noticias. Y más cuando lo que está en juego es la salud de miles de personas.

En resumen: No, lamentablemente aún no se encontró la cura para la leucemia. Pero estamos cada vez más cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario