domingo, 26 de abril de 2015

"¿Abuelito?" (la ignorancia creacionista)

La ignorancia es atrevida. Y más cuando viene acompañada de proselitismo religioso o cuando alienta la pseudociencia. Pero hay casos en donde hace las dos cosas. Y este es el caso.

Jack T. Chick es un evangelista estadounidense famoso por publicar tratados en forma de historieta en donde aborda diferentes temas con el objetivo de evangelizar. Trata temas políticos, de salud reproductiva, de "cumplimiento de profecías", de sexualidad y, por supuesto, también creacionismo. Este es un ejemplo.

No hace falta ser un gran científico para refutar las barbaridades que se dicen en este tratadito. Veámosla viñeta a viñeta.








Ya en el primer cuadro hay un prejuicio cognitivo y un estereotipo. La imagen de un simio actual con una banana y el título “Nuestro abuelo” es una muestra.

Y además el profesor aparece como un intolerante irrespetuoso que le grita a un alumno que no le hizo nada, en tanto este último nunca pierde la calma.

Vemos también como en un recuadro se hace un ataque a la educación laica. Y encima fraudulento, ya que hubo fallos de la justicia norteamericana que dejaron en claro que la enseñanza de la Biblia o del creacionismo en las escuelas públicas es ilegal (Abington Township School District v. Schempp en 1963, Webster v. New Lenox School District en 1990, etc.).



Siguen los estereotipos. Este hombre que al parecer es alguien instruido recurre a falacias de autoridad y a argumentos más que pobres. El Carbono 14 no sirve para datar cosas de más de unos 60.000 años de antigüedad, por lo que sería inútil para “probar” la evolución de la mayoría de las especies.



¿”6 conceptos básicos de la evolución”? ¿de dónde sacaron semejante cosa? De esos principios los primeros tres corresponden a otras ciencias (por caso a la astronomía). La cuarta no sé de donde saldrá (en el paradigma científico actual las teorías más aceptadas sobre el origen de la vida son las del mundo ARN y la del mundo de hierro-sulfuro, nada que ver con "la vida se origina de las piedras"). Y las últimas dos si se corresponden con la biología evolucionista, aunque la moderna teoría sintética de la evolución afirma que no existe en realidad una diferenciación clara entre micro y macro.

No solo el profesor y el alumno son ignorantes, también lo es toda la clase. Vayamos por partes:

La especiación (torpemente llamada "macroevolución") si se ha observado y comprobado mediante el registro fósil y el registro del ADN, además de haberse observado casos directos. De hecho ningún científico serio duda de la misma, más allá de que haya diferencias en cuanto a la manera en que se dio (síntesis evolutiva, la teoría con mayor consenso, o equilibrios puntuados).

Y los otros principios tienen suficientes evidencias. Tanto el Big Bang como la formación de estrellas y planetas a partir del gas.

Igualmente, la ciencia no se acepta por fe ni en su mayoría de los casos por “observación directa”. Se acepta por descansar en leyes y hechos comprobados, que se suman para formular teorías y modelos que expliquen los fenómenos estudiados. En otras palabras, por partir de lo general a lo particular.


El Neanderthal no es un hombre primitivo. Ni siquiera es un hombre, ya que desde hace décadas se sabe que el Homo Neanderthalensis y el Homo Sapiens son dos especies diferentes que incluso fueron contemporáneas. 



Lucy no es el “ancestro más antiguo” de nadie. Es simplemente otra rama del árbol evolutivo de los homínidos.

Ni ese cráneo era de un hombre ni esa roca era de 200 y pico de millones de años. Era la roca de un homínido extinto (Homo Rudolfensis) y esa datación se debió a errores provocados por contaminación. Hoy se sabe que esa roca no llega a los 2 millones.

Por otro lado ¿quiénes son esos “expertos” que dicen que Lucy fue solo un chimpancé?

Ah, ya veo que se cita la obra de Kent Hovind, un creacionista conspiracionista con problemas legales y que es criticado incluso por otros creacionistas.




Esa frase de "la ciencia siempre tiene la respuesta" es otra muestra más del estereotipo antes mencionado.

Ese cuadro es extremadamente fraudulento. Vamos caso a caso:

Lucy: En todo caso deberíamos referirnos al Australopithecus Afarensis y no a un simple hallazgo. Otra vez se habla de “expertos” (y nada más y nada menos que “casi todos”) y no se da ningún nombre. Y no es cierto que fuese solo un chimpancé, ya que tenía características morfológicas distintas (dentadura, cráneo, pelvis).

Hombre de Heidelberg (Homo Heidelbergensis): Esa “quijada” (se refiere a la mandíbula de Mauer) no es el único hallazgo de esta especie, se han encontrado otros. Y además esa mandíbula no es similar a la humana. Y por último, ¿quiénes son esos “muchos”? Deben ser parte de los “casi todos” del caso anterior.

Hombre de Nebraska: Un error corregido hace casi un siglo. Y por supuesto que nadie enseña que este espécimen sea antepasado humano.

Hombre de Piltdown: Un reconocido fraude, que también fue dejado de lado hace décadas al comprobarse su falsedad. Nótese como en estos dos casos la ciencia hizo gala de su constante progreso al indagar y descartar aquellos conocimientos que fueron comprobados erróneos. Eso, lejos de desacreditarla, le da más credibilidad.

Hombre de Pekín: Estos restos se corresponden con el Homo Herectus, una especie de la que nadie discute su existencia ya que hay abundante evidencia. Solo los fósiles de Pekín desaparecieron, pero se les realizaron varios estudios antes de que desaparezcan, y además el yacimiento en que fueron encontrados aún existe y permite hacer dataciones.

Hombre de Neanderthal: Esa especie no es un antepasado del hombre, sino una especie dentro del género Homo. Y ese esqueleto era de un espécimen con artritis pero no es el único resto del Neanderthal. Y por cierto que presenta muchas diferencias con el ser humano actual.

Hombre de Nueva Guínea: ¿Qué es eso?

Hombre del Cro-Magnon: Los Cro-Magnon no son antepasados, sino que es un término utilizado popularmente (prácticamente en desuso entre paleontólogos) para referirse a los restos fósiles humanos hallados en Europa hacia el fin de la última glaciación.

Hombre moderno: Seguramente haya gente ignorante que piensa que desciende del mono. No es el caso de los que saben algo de ciencia.





No es un razonamiento circular, ya que los estratos poseen otras maneras de datar su antigüedad, como las pruebas sedimentológicas o radiométricas.

Esos árboles no demuestran nada, ya que sus raíces pudieron atravesar varias capas.

Esa teoría de Haeckel (Teoría de la Recapitulación) fue refutada hace más de un siglo, y no se estudia, salvo cuando se quiera indagar en la Historia de la Ciencia. Todo esto no quita que haya reales similitudes entre embriones que hoy se estudian en gracias a la biología evolutiva del desarrollo.



¿Qué tiene que ver? Que haya músculos adheridos no lo hace menos vestigial (términos más adecuado que "rudimentario").


De nuevo, vestigial no es sinónimo de inútil. En muchos casos ese tipo de órganos tienen usos diferentes a los originales.

Dice la WikipediaCuando se define la palabra "vestigial" hay confusiones entre la comunidad no científica. Una estructura vestigial no necesariamente debe ser estrictamente inútil para ser clasificada como tal. Una estructura vestigial en un animal actual puede ser descrito como vestigial si no cumple la misma función en ese mismo animal que la que cumplía en alguno de sus antecesores evolutivos, incluso si el órgano actual tiene un uso completamente diferente.

Por otro lado, “perder algo” no es opuesto a la evolución. Evolucionar significa cambiar, sea al ganar o al perder cosas.





No llego a entender que tienen que ver los gluones aquí. Pero ya que estamos, cabe recordar que tampoco nadie ha visto o medido a Dios, por lo que el argumento se le puede volver en contra. También es interesante que el alumno no cita a nadie que diga que esos gluones no existan.

La existencia de los gluones si fue comprobada experimentalmente. Chick también se equivoca al describir el movimiento de los electrones, ya que ese modelo del electrón girando alrededor del núcleo quedó obsoleto desde la década de 1920 con las teorías de Luis De Broglie. Por otro lado, no deja de ser arbitrario que se descarte la existencia de los gluones por no haber sido "observados", pero se acepte la de los protones, neutrones y electrones. ¿Cómo hicieron los creacionistas para "observarlos"?

El resto del tratado no amerita ningún tipo de refutación

Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario